Estamos en ello...
El Super

Phoskitos. Bizcochos y regalitos!

phoskitos

Si hubo varios bollitos míticos que han marcado nuestro pasado, uno de los más importantes para nosotros han sido los Phoskitos.

Nacido originalmente en los 70, el pastelito más enrollado pertenecía por aquel entonces al ya extinto grupo Nutrexpa (Cola Cao, Nocilla,…). Solíamos comerlo de varias maneras: una, siguiendo poco a poco su patrón de rollito; dos, diseccionando cuidadosamente las finas capas de chocolate dejando ver así su interior en espiral rodeado de nata; tres, la manera tradicional, to p’adentro.

Había algo que siempre acompañaba a los Phoskitos, un cromo-pegatina. Muchas veces los protagonistas eran de las series o héroes del momento. Otras tantas, y sobre lo cual hablaremos en un momento, eran de producción propia. Luego siempre podías pedir a parte un álbum para hacer de esto algo coleccionable o simplemente hacer tu propio álbum con tu libro de conocimiento del medio o la puerta de tu armario.

Lo que nosotros creemos que hizo triunfar a los Phoskitos, sobre todo llegando ya a finales de los 90 fueron los juguetes de regalo. Había varias maneras de conseguir este juguete. Como bien decíamos anteriormente, con cada Phoskito venía un cromo. Una de las maneras era entregando 4 de estos cromos. Otra más sencilla era comprando directamente el paquete en el cual venían 4 Phoskitos con el regalo ya incluido.

Los productos podían ser pequeñas figuras de plástico, bolas locas, pistolas de agua… ¡Incluso tuvieron varias veces una propia versión de la Mano Loca! Sin embargo hubo un punto de inflexión en el cual la calidad del juguete aumentó. Llegaron los Carabolas, los Poket Monsters, los Bombers, Lamassa…. Todo ello coleccionable. Cada personaje tenía un artwork único y su propia personalidad, e incluso estadísticas de combate en alguna ocasión.

Pero, sin ninguna duda, el juguete que hizo triunfar a los Phoskitos a finales de los 90, fueron los Huevox. Esa gran colección de animales, bichos y cosas chungas transformables a un huevo y totalmente articulados, con gran calidad en su fabricación. No queremos extendernos mucho en esto ya que hablaremos de ello detenidamente en un futuro.

Los Phoskitos no se han ido, siguen con nosotros, y no les va nada mal. A día de hoy, el pastelito pertenece a la empresa Adam Foods. Los regalos y coleccionables que podemos encontrar actualmente pueden ir desde Bob Esponja a la Patrulla Canina, pasando por Hora de Aventuras o los Minion . Gran noticia para los más pequeños de la casa.

Sin embargo nosotros, los niños grandes que que crecimos con ellos, nunca olvidaremos la gran personalidad que adquirieron los Phoskitos en esos gloriosos finales de los 90, con juguetes de gran calidad y producción propia, que emanaban creatividad e imaginación por los cuatro costados y nos ayudaban a evadirnos del mundo creando nuestros propios juegos e historias gracias al “amigo enrollado que está siempre a tu lado”